Historias al azar: El Padre (Fragm.1)

#by karla.m.

La convence y comienza a pedalear. Ella se acomoda en la parte delantera de la bicicleta como si regresara a los cinco años. Es la misma bicicleta, la de toda la vida, fue verde alguna vez. Ahora luce toda chamuscada, entre la ausencia de guardafangos y los remaches en las gomas, parece otra. Todavía conserva la parrilla triangular y el asiento negro.

Es la misma bicicleta en la que muchas veces su padre fue a recogerla a la escuela; pero ella ha cambiado y su padre ha envejecido.

Intenta sacarla de sus pensamientos y le pregunta:

Laura, recuerdas cuándo eras pequeñita y discutías con tus primos porque solo tú podías montarte aquí.

Ella se hace que sonríe, pero es más bien una mueca.

Sí papá. También me acuerdo de todas las veces que te caíste de esta bicicleta, ¿recuerdas,  me llevabas contigo? Era imposible que dedicaras tus dos manos al timón. Primero que nada estaba tu botella.

El resto del camino ambos permanecieron en silencio.

El padre manejaba lento, rozando a veces las chancletas en la calle cuando bajaba el pedal.

Mientras que Laura perdía la vista en los bordes del timón, oxidado y corroído por los años (…)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s